Home > Actualidad > Blog > Gestión de riesgos en el transporte de mercancías peligrosas
Gestión de riesgos en el transporte de mercancías peligrosas

blog

Gestión de riesgos en el transporte de mercancías peligrosas

Blog

Publicado el 29/02/2024

Lectura de 7 mins

Share

Cada vez que se lleva a cabo un transporte de mercancía clasificada como ADR se está expuesto a una serie de riesgos inherentes a su naturaleza. Los riesgos en el transporte de mercancías peligrosas abarcan desde la contaminación ambiental hasta riesgos para la salud pública, pasando por la posibilidad de accidentes que pueden tener consecuencias devastadoras para las comunidades cercanas a las rutas de transporte. Por ello, para minimizar los riesgos a los que las empresas se exponen durante el transporte, siempre que se transporten mercancías peligrosas por carretera debe respetarse la normativa que regula su transporte.

Una gestión de riesgos efectiva bajo la normativa ADR es fundamental para garantizar que su empresa se encuentra preparada ante cualquier imprevisto

Gestión de riesgos transporte mercancías peligrosas: normativa aplicable

El transporte de mercancías peligrosas por carretera en España se regula en torno a la reglamentación internacional ADR (Acuerdo sobre el Transporte Internacional de Mercancías Peligrosas por Carretera) y al Real Decreto 97/2014, de 14 de febrero, por el que se regulan las operaciones de transporte de mercancías peligrosas por carretera en territorio español.

En estas normas se establecen, entre otros:

  • La clasificación de las mercancías consideradas como peligrosas para su transporte por carretera.
  • Los requisitos de seguridad que deben cumplir los vehículos que transportan mercancías peligrosas.
  • Los equipos de seguridad que se han de llevar a bordo de los vehículos.
  • Los envases y embalajes pueden emplearse para cada mercancía clasificada como peligrosa y cómo deben estar señalizados.
  • Las incompatibilidades en el transporte de los diferentes tipos de mercancías peligrosas.
  • Las comprobaciones de seguridad necesarias en las operaciones de carga y descarga de mercancías peligrosas.
  • Las vías de uso preferente para el transporte.
  • La formación que deben tener los participantes en cada una de las operaciones de transporte de sustancias peligrosas clasificadas como ADR.

1. Medidas de seguridad y prevención

  1. Envases y vehículos adecuados: asegurar que los envases (cajas, sacos, botellas, GRG/IBC, bidones, etc.) y vehículos (como cisternas para transportes a granel) cumplan con las exigencias de seguridad del ADR.
  2. Verificación de idoneidad: comprobar el código de homologación para envases y el certificado de aprobación más revisiones posteriores para cisternas.
  3. Identificación y pictogramas: vehículos y envases/embalajes deben estar identificados con los números ONU de las mercancías ADR y sus pictogramas de peligro.
  4. Instrucciones escritas para conductores: obligatorio llevar a bordo un documento con instrucciones generales para emergencias, incluyendo acciones a seguir en caso de accidente.
  5. Identificación de Pictogramas de Peligro: el documento debe detallar cada pictograma de peligro del ADR, permitiendo al conductor identificar los riesgos específicos y las indicaciones para emergencias.
  6. Equipamiento de protección: incluir en las Instrucciones Escritas el equipamiento de protección general e individual necesario, detallando los equipos que deben llevarse a bordo siempre y aquellos específicos para ciertas clases de mercancías peligrosas.
  7. Equipos obligatorios y específicos: Enumerar equipos esenciales como señales de advertencia, calzo, ropa fluorescente, linterna, guantes, gafas de seguridad, y otros específicos como máscaras de evacuación de emergencia o obturadores de alcantarillado para ciertas sustancias.

Gestión de riesgos al transportar mercancías peligrosas

2. Planificación y respuesta ante emergencias

Todas las empresas participantes en el transporte de mercancías peligrosas deben contar con procedimientos de comprobación de las instalaciones en las que se realizan las operaciones de expedición, embalaje, llenado, de carga o descarga y de la existencia a bordo de los vehículos de todos los equipos de seguridad y documentación necesarios.

Todo lo anterior debe ser comprobado regularmente en previsión de estar preparados para la actuación en un caso de emergencia.

También se deben tener contemplados los escenarios de emergencia propios de la actividad de la empresa y establecer y difundir entre los trabajadores los procedimientos de actuación ante dichas emergencias.

Para ello es especialmente útil la realización de simulacros de aquellas emergencias que se contemplen como posibles. La realización de simulacros permite evidenciar el conocimiento del personal involucrado sobre las acciones a seguir en caso de emergencia, su desempeño en ellas, la disponibilidad de medios materiales necesarios y el nivel de coordinación de la empresa. En base a los resultados de la ejecución de los simulacros se pueden identificar aquellos puntos de mejora que permitan estar más preparados para responder a una emergencia real.

3. Formación y responsabilidades del personal

Todo el personal implicado en el transporte de mercancías peligrosas debe estar formado para responder a las exigencias de su campo de actividad, ya sea la expedición de las mercancías, su carga, embalaje, llenado, transporte o descarga.

El personal debe estar formado antes de comenzar a asumir sus responsabilidades y se ha de tener en cuenta que, en el caso del personal del transporte, los conductores de vehículos en los que se transportan mercancías peligrosas deben poseer un certificado de formación específica, conocido como carnet ADR.

En el ADR se establecen diferentes perfiles de participantes en el transporte:

  • Expedidor: quien envía la mercancía peligrosa, que deberá asegurarse de que dicha mercancía esté clasificada y autorizada al transporte, facilitar al transportista toda la documentación identificativa del transporte como es la carta de porte y utilizar envases y vehículos aptos de acuerdo con el ADR.
  • Transportista: debe verificar que las mercancías pueden ser transportadas según el ADR, que cuenta con toda la documentación identificativa de las mercancías, que los envases que se cargan en su vehículo no presentan defectos y el vehículo no se sobrecarga.
  • Embalador: debe respetar las disposiciones relativas a las condiciones de embalaje y el embalaje en común y las relativas a las marcas y etiquetas de peligro sobre los bultos.
  • Cargador, llenador y descargador: deben únicamente cargar, llenar o descargar mercancías autorizadas al transporte y no realizar estas operaciones si observan que las mercancías, sus envases o los vehículos presentan alguna deficiencia que condicione la seguridad de la operación. 

4. Auditorías y evaluaciones de riesgos

Las empresas participantes en el transporte de mercancías peligrosas deben contar con un Consejero de Seguridad, es decir, una persona formada específicamente para asesorar y supervisar a la empresa en la aplicación de las directrices del ADR en su actividad. 

Es una de las responsabilidades de los consejeros de seguridad la realización de al menos una visita al año a la empresa para la que ejerce el cargo y la evaluación de su cumplimiento del ADR. 

En base a dicha visita se emite un informe técnico de evaluación en el que se indica el grado de cumplimiento que la empresa tiene de los requisitos establecidos por el ADR.

Una gestión de riesgos efectiva bajo la normativa ADR es fundamental para garantizar que su empresa se encuentra preparada ante cualquier imprevisto. Inteco Astur cuenta con un equipo especializado de consejeros de seguridad ADR a su disposición para ofrecer asesoramiento y servicios relacionados con la gestión de riesgos en el transporte de mercancías peligrosas. 

¿Quieres saber más?

Descubre las ventajas de nuestros productos, soluciones y mejora tus servicios con nuestra oferta formativa

Contacta con nosotros