Home > Actualidad > Prevenciónn de la contaminación > ¿Para qué sirve un plan de contingencia en puertos? Un vistazo a su alcance y necesidad
¿Para qué sirve un plan de contingencia en puertos? Un vistazo a su alcance y necesidad

blog

¿Para qué sirve un plan de contingencia en puertos? Un vistazo a su alcance y necesidad

Prevenciónn de la contaminación

Publicado el 18/01/2024

Lectura de 6 mins

Share

Los puertos son lugares llenos de actividad, donde cada día se manejan muchas mercancías y se realizan todo tipo de operaciones. En estos espacios, mantener todo bajo control y seguro es muy importante. Pero enfrentarse a los diferentes problemas que pueden aparecer no es fácil, ya que no cuentan con una normativa unificada. En este entorno desafiante, es fundamental tener buenos planes para saber cómo actuar en caso de emergencias. Es aquí donde los planes de contingencia cobran un papel crucial. En nuestro post explicaremos para qué sirve un Plan de Contingencia en puertos, su naturaleza, su variedad en función de las emergencias a enfrentar, enfocándonos particularmente en aquellos destinados a combatir la contaminación marina.

Los Planes de Contingencia son esenciales para saber cómo actuar en situaciones de emergencia.

Descubre para qué sirve un plan de contingencias en puertos

El objetivo común de cualquier Plan de Contingencia es determinar y establecer los protocolos de actuación ante una emergencia, de forma que se pueda dar una respuesta rápida y eficaz, y que se dispongan de todos los medios (humanos y materiales) necesarios, y que estos estén bien organizados y formados y preparados para actuar.

Disponer de un Plan de Contingencias no asegura que no se vaya a producir una emergencia, ya que el riesgo 0 es imposible, pero minimiza las posibilidades al tenerlos identificados y disminuye sus consecuencias al poder enfrentarse a ellos con personal preparado y organizado y con medios acordes listos para su despliegue.

Tipos de planes de contingencia en puertos

1. Planes de contingencia generales

Existen diferentes tipos de planes de contingencias para coordinar y gestionar las actuaciones frente a emergencias. Estos planes se aplican dependiendo de la naturaleza de la emergencia, y se pueden diferenciar en dos grupos: los que afectan a la seguridad como protección ante riesgos intencionados (actos terroristas, antisociales, …) y los que afectan a la seguridad como protección frente a riesgos relacionados a la propia actividad industrial que se desarrolla dentro del entorno portuario (incendios, contaminación marina,…).

  • Relativos a la seguridad ante actos intencionados, tendríamos por un lado el Plan de Protección del Puerto y Planes de Protección de sus instalaciones, que recogen los procedimientos de respuesta para asegurar la protección y salvaguarda de los pasajeros, tripulaciones, personal de tierra, buques e instalaciones portuarias, preservando la eficiencia del tráfico marítimo que se desarrolla en los puertos, por el otro, los Planes de Infraestructuras Críticas, para mejorar la prevención, preparación y respuesta frente a atentados terroristas u otras amenazas que afecten a estas infraestructuras.
  • Relativos a la seguridad frente a riesgos de las propias instalaciones, tendríamos los Planes de Autoprotección, conocidos como PAU que dependerán de las características de la instalación y del análisis de riesgos correspondiente, así como de la normativa estatal y autonómica de aplicación, y los Planes Interiores Marítimos, que dan respuesta a las emergencias relacionadas con episodios de contaminación marítima tanto por hidrocarburos como sustancias nocivas potencialmente peligrosas.

De forma general, todos los Planes de Contingencias, independientemente de su tipología según el origen de la emergencia y de la normativa que le sea de aplicación, identifican la instalación y sus riesgos asociados, los procedimientos de notificación y coordinación entre autoridades, el organigrama del equipo de intervención y responsables de la gestión de la emergencia, los protocolos de actuación, los medios materiales que se disponen y su mantenimiento, la formación necesaria del personal que interviene, así como la revisión periódica necesaria para asegurarse que siempre están actualizados.

Para entender la complejidad de los Planes de Contingencia hay que tener en cuenta que para una misma emergencia, pueden tener que activarse diferentes planes establecidos en función del origen y evolución de la misma y coordinarse todos entre sí.

2. Planes interiores marítimos

Los Planes Interiores Marítimos, comúnmente conocidos en el sector por su siglas P.I.M. están regulados por el Real Decreto 1695/2012, de 21 de diciembre, por el que se aprueba el Sistema Nacional de Respuesta ante la contaminación marina.

Viene derivado del Real Decreto 253/2004 por el que se establecían medidas de prevención y lucha contra la contaminación en las operaciones de carga, descarga y manipulación de hidrocarburos en el ámbito marítimo y portuario, y por el que se redactaban las denominadas Memorias de Métodos y Sistemas, pero no contemplaba ni regulaba aquellos supuestos en que la causa de la contaminación viniera dada por otras sustancias distintas de los hidrocarburos.

El Plan Interior Marítimo es el Plan de contingencias con el que dar una respuesta organizada y proporcionada ante el vertido al mar de sustancias químicas, que puedan dañar el medioambiente marino y costas españolas. Las operaciones de carga, descarga y manipulación que diariamente se realizan son situaciones que pueden originar un derrame accidental de sustancias que contaminen el ecosistema marino. Están obligados a tenerlo todas las empresas, instalaciones o autoridades que operan en el puerto, y que pueden dar lugar por su actividad a una contaminación marina.

Planes de contingencia en puertos: qué son

El propósito del PIM consiste en identificar los principales riesgos de la instalación relacionados con las sustancias contaminantes que puedan provocar un derrame accidental con contaminación marina, identificar y proteger las zonas vulnerables a esa contaminación (ecosistema marino circundante, espacios protegidos, playas, actividad pesquera o acuicultura), contener y controlar la emergencia en los primeros momentos y limitar al máximo la cantidad de producto vertido, establecer el organigrama del equipo de respuesta (desde el Director de Emergencia hasta el Equipo de intervención), coordinar las actuaciones ante un derrame o vertido al agua que afecte al puerto, coordinar el PIM con otros planes que sean necesarios activar, los medios materiales necesarios para actuar, las necesidades de formación y ejercicios periódicos (simulacros) que haya que realizar con el personal y las revisiones periódicas del Plan para asegurarse que está al día con la actividad de la instalación en el puerto.

Dentro de los medios materiales necesarios, se determinan en función del riesgo los tipos y cantidades necesarias. Los medios más habituales, relacionados normalmente con la contaminación por vertido de hidrocarburos, o por sustancias que flotan, son las barreras de contención, absorbentes para hidrocarburos,…y materiales auxiliares para su despliegue.

Manejar los riesgos y emergencias en los puertos es complicado, sobre todo porque no existe una normativa única. Los Planes de Contingencia son esenciales para saber cómo actuar en situaciones de emergencia. Es clave que estos planes estén al día, sean conocidos y practicados por el personal, y que se tengan los recursos necesarios listos y en buen estado. En la lucha contra la contaminación marina, los Planes Interiores Marítimos son cruciales. Nuestra experiencia en Inteco Astur nos ha mostrado la importancia de preparar bien estos planes, incluyendo la formación, simulacros y el equipamiento adecuado para proteger el medio ambiente marino.

¿Quieres saber más?

Descubre las ventajas de nuestros productos, soluciones y mejora tus servicios con nuestra oferta formativa

Contacta con nosotros