Home > Actualidad > Medio Ambiente > Innovación en la gestión de residuos: estrategias para empresas responsables
Innovación en la gestión de residuos: estrategias para empresas responsables

blog

Innovación en la gestión de residuos: estrategias para empresas responsables

Medio Ambiente

Publicado el 21/12/2023

Lectura de 8 mins

Share

En la actualidad la innovación en la gestión de residuos está cobrando una importancia crucial, convirtiéndose en un factor clave para aquellas empresas que aspiran a ser más responsables y sostenibles. Con la Ley 7/2022 de residuos y suelos contaminados, se abre una nueva era en la gestión de residuos, centrada en la economía circular. En este post vamos a explorar cómo las innovaciones tecnológicas están revolucionando este campo, ofreciendo a las empresas estrategias efectivas no solo para cumplir con los estándares ambientales, sino también para optimizar costes y recursos. Descubre con nosotros las últimas tendencias y herramientas que están marcando el futuro de la gestión responsable de residuos.

Los residuos han dejado de verse como un problema para convertirse en un recurso y una oportunidad gracias al enfoque de la economía circular

Estrategias innovadoras en la gestión de residuos

Hasta el momento, la estrategia clave de la economía circular para la gestión de residuos se basaba en la 3 R’s: Reducir, reciclar y reutilizar. Sin embargo, es necesario aplicar previamente otra R, la de repensar o rediseñar y establecer estrategias innovadoras desde la concepción inicial de un proceso. Asimismo, es importante comentar que en la actualidad, la Ley de Residuos y Suelos Contaminados pone el foco en el fomento de la economía circular.

Estas estrategias son un pilar fundamental en la responsabilidad y sostenibilidad ambiental de la empresa, y tienden a abarcar el flujo completo de las mismas y a todos su departamentos, desde ingeniería, compras, marketing, producción ,logística, suministro y cliente final.

A continuación, veremos el enfoque de alguna de estas estrategias.

1. Minimización de residuos en la fuente

El proceso clave en la gestión de un residuo es no generarlo. Para ello se pueden acometer desde diferentes ángulos técnicas que permitan reducir los residuos desde el inicio, como son:

  • Rediseño de productos: estudiar y analizar las posibilidades de mejora de un producto desde su concepción inicial, con la finalidad de utilizar menos materiales en su proceso de producción, que faciliten su reparación o que faciliten su reciclaje posterior. Aquí se incluyen también los sobreembalajes para su transporte y comercialización.
  • Sustitución de materiales: investigar la aplicación de nuevos materiales para la fabricación de los productos, que permitan alargar su vida útil, sean más sostenibles o provengan de la recuperación y permitan su transformación o valorización posterior como materia prima recuperada y no como un residuo. Es interesante en este caso la sustitución de productos químicos peligrosos por otros que no lo son, con la consecuente reducción de residuos peligrosos a gestionar. En este sentido, y cada vez con más frecuencia, muchas empresas tienen establecidos requisitos previos en el proceso de Compras para la adquisición de materias primas no peligrosas, sostenibles, biodegradables o revalorizables.
  • Procesos de producción eficientes: auditar de forma exhaustiva los procesos de producción, detectando aquellos puntos críticos de generación de residuos e intentar aplicar técnicas de mejora que reduzcan desperdicios como puede ser invertir en tecnología avanzada que permita la recuperación de materia prima del rechazo que pueda ser de nuevo introducida en el proceso de producción.
  • Modelos de negocio basados en servicios: Desarrollar modelos en los que se ofrezcan servicios en lugar de productos, fomentando el uso compartido y la reutilización. Existen en la actualidad numerosos modelos de alquiler/ renting/ leasing que permiten el aprovechamiento óptimo de un recurso por varios usuarios según sus necesidades.
  • Implicar a la cadena de suministro desde la formación Realizar acciones directas de formación con los trabajadores, clientes finales, proveedores,… implicados en el proceso productivo, para que interioricen el concepto de generación y gestión de residuo desde su perspectiva, conozcan el correcto uso y mantenimiento de los productos y procesos y eviten el desperdicio innecesario de materias, haciendo un uso eficaz de los mismos. 

Estrategias innovadoras en la gestión de residuos

2. Reciclaje y reutilización

El objetivo del residuo cero es difícil de alcanzar, pero existe la posibilidad de minimizarlo y gestionarlo de una forma más efectiva. Es donde entran en juego las estrategias de mejora del reciclaje y la reutilización. Una buena clasificación y separación de los residuos permitirá su posterior aprovechamiento y su entrada de nuevo en el ciclo. Para ello son varias las opciones que se están aplicando:

  • Mejora de la infraestructura del reciclaje: Aplicar técnicas innovadoras de clasificación de residuos, que permitan la separación en fracciones recuperables y revalorizables, disminuyendo así el volumen de residuo generado y ahorrando en costes. Así mismo, habilitar puntos de reciclaje con contenedores correctamente separados e identificados facilita la posterior gestión de los residuos.
  • Colaboración en la cadena de suministro: Trabajar con proveedores y clientes para cerrar el ciclo de vida de los productos y materiales mediante la aplicación de programas de retorno y recompensas con incentivos. Motivarles a la recuperación y devolución de residuos revalorizables como podrían ser los envases y embalajes retornables mediante descuentos, promociones, regalos directos, etc.
  • Alianzas con proveedores: Promover con las empresas de gestión de residuos programas de tratamiento, recuperación y revalorización eficientes, marcando objetivos comunes.
  • Desarrollo de programas de segunda vida: Fomentar la reparación y desarrollar programas de reutilización de productos que no pueden ser distribuidos como producto final, pero que pueden ser aprovechados por terceros, tanto por otras empresas como por entes sociales.

3. Adopción de Economía Circular

Todo lo anteriormente explicado nos lleva al concepto de Economía Circular, es decir, un modelo cíclico de aprovechamiento de los recursos, donde se intenta minimizar la producción a lo indispensable, y apostar siempre por la reutilización. Se trata de un concepto de economía sostenible, donde no solo prima la economía tradicional con el objetivo de la reducción de costes, sino que pone en valor el aspecto medioambiental y social.

De esta forma, se consiguen beneficios no solo a nivel empresarial. El ciclo de la economía circular se basa en que reutilizar los recursos resulta mucho más rentable que introducirlos nuevos. Esto se traduce en la disminución de costes de producción y en consecuencia los precios de venta, una disminución del consumo de recursos ambientales, una disminución de los residuos generados con un resultado final, donde empresa, clientes, sociedad y medioambiente salen altamente beneficiados.

Empresas innovadoras gestión residuos

4. Uso de tecnologías innovadoras

Aparte de las técnicas anteriormente mencionadas, muchas ya aplicadas de forma efectiva en las empresas, la tecnología a día de hoy está abriendo nuevos horizontes. La evolución de las tecnologías innovadoras es exponencial en los últimos años y  permiten alcanzar objetivos en corto plazo mucho más ambiciosos en la gestión de residuos.

Algunos ejemplos de tecnologías emergentes utilizadas en este campo pueden ser:

  • Inteligencia artificial y machine learning: Pueden ayudar a optimizar los sistemas de producción, detectar fallos o predecir desde el inicio del diseño, los residuos que se generan, o sus oportunidades de reutilización o revalorización. 
  • Robótica avanzada: Los sistemas de robótica avanzada se utilizan en los procesos de triaje, identificando, separando y clasificando residuos en plantas de reciclaje, mejorando la precisión y la velocidad del proceso.
  • Sistemas de monitorización: Estos sistemas permiten el seguimiento en tiempo real de la generación de residuos, facilitando la recogida y el tratamiento eficientes, así como el análisis posterior de los datos para detectar los focos de generación de residuos, los porcentajes de revalorización de los mismos o la evolución en el tiempo.
  • Plataformas de datos y Blockchain: Ayudan a rastrear la trazabilidad de los residuos, asegurando la transparencia y eficiencia en su gestión.  Estas tecnologías optimizan la identificación de flujos de residuos reutilizables y reciclables, facilitando la colaboración entre diferentes actores en la cadena.
  • Tecnologías de conversión de residuos en energía: En la actualidad se están desarrollando proyectos, como la pirólisis de plásticos que permiten la obtención de combustibles o la gasificación, mediante el compostaje a gran escala de residuos orgánicos, que convierten los residuos en fuentes de energía renovable.

Los residuos han dejado de verse como un problema para convertirse en un recurso y una oportunidad. La aplicación de los pilares de la economía circular en los flujos de las empresas y comunidades, han demostrado retornar beneficios no solo económicos, sino también sociales y medioambientales. Se abren nuevas expectativas en la generación de empleo y en la protección del medioambiente , se fomenta la responsabilidad ambiental, la formación y en definitiva, nuevas oportunidades.

¿Quieres saber más?

Descubre las ventajas de nuestros productos, soluciones y mejora tus servicios con nuestra oferta formativa

Contacta con nosotros