Home > Actualidad > Normativa medioambiental > Diferencia entre autorización ambiental integrada y unificada o simplificada: ¿cuál necesito?
Diferencia entre autorización ambiental integrada y unificada o simplificada: ¿cuál necesito?

blog

Diferencia entre autorización ambiental integrada y unificada o simplificada: ¿cuál necesito?

Normativa medioambiental

Publicado el 26/03/2024

Lectura de 6 mins

Share

En un mundo cada vez más consciente de la urgencia ambiental, comprender la diferencia entre autorización ambiental integrada y unificada o simplificada se convierte en un aspecto crítico para las empresas. Estas autorizaciones, aunque similares en nombre, tienen implicaciones distintas y se aplican en contextos diferentes, cada una con su propio conjunto de requisitos y procesos. En este post, profundizaremos en estas dos figuras clave de protección ambiental, desentrañando sus particularidades y ayudándote a identificar cuál es la más adecuada para tu actividad industrial. Nuestro objetivo es brindarte una guía clara y precisa para navegar el complejo panorama de la legislación ambiental, asegurando que tu empresa no solo cumpla con sus obligaciones legales, sino que también contribuya de manera efectiva a la preservación del medio ambiente.

El objetivo principal de la AAI es integrar todos los aspectos ambientales relacionados con una actividad industrial (incluida en el Anexo I) en un documento único donde se establecen las medidas y requisitos de carácter medioambiental

La normativa de prevención ambiental en las actividades industriales

Para hacer efectiva la prevención y el control integrado de la contaminación, ya en su momento la Directiva 96/61/CE supeditaba la puesta en marcha de las instalaciones incluidas en su ámbito de aplicación a la obtención de un permiso escrito donde se fijarán las condiciones ambientales exigibles para la explotación de las instalaciones. 

La incorporación de esta Directiva al ordenamiento interno español se llevó a cabo, con carácter básico, mediante la Ley 16/2002, de 1 de julio, de prevención y control integrados de la contaminación (derogada por el actual Real Decreto Legislativo 1/2016, de 16 de diciembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de prevención y control integrados de la contaminación) creándose la figura de la Autorización Ambiental Integrada (AAI) para aquellas actividades incluidas en su Anexo I. Esta figura de intervención administrativa sustituye y aglutina al conjunto disperso de autorizaciones de carácter ambiental exigibles que había hasta el momento.

A partir de la Ley 16/2002, teniendo en cuenta su carácter “básico” y en ejercicio de sus competencias para aprobar normas adicionales de protección, las Comunidades Autónomas desarrollaron sus propias normativas para incorporar la Ley estatal en sus ordenamientos jurídicos y cubrir vacíos existentes.

Es por ello, que, en algunas de ellas, aparte de la correspondiente AAI, surgen figuras de protección ambiental adicionales, como es el caso de las Autorizaciones Ambientales Unificadas o Simplificadas.

Conoce las diferencias entre autorización ambiental integrada y simplificada

En relación a la Autorización Ambiental Unificada o Simplificada, hay que resaltar que no todas la CCAA tienen esta figura de protección incluida en sus normativas, o están recogidas bajo otra denominación y que su aplicación o no sobre una actividad dependerá de los requisitos y criterios establecidos por la administración autonómica correspondiente.

1. Alcance

La AAI tiene como objeto obtener la autorización para la explotación de las instalaciones en las que se desarrollen alguna de las actividades incluidas en el Anejo I del RDL 1/2016 (instalaciones de combustión, producción y transformación de metales, industrias minerales, industrias químicas, gestión de residuos, industria derivada de la madera, industria textil, industria del cuero, Industria agroalimentarias y explotaciones ganaderas) y que coinciden con las actividades con mayor impacto sobre el medio.

Las Autorizaciones Ambientales Simplificadas o Unificadas tiene como objetivo general el disponer de un sistema de prevención y control de las actividades que no están incluidas en el Anexo I de la normativa estatal, pero requieren evaluación de impacto ambiental ordinaria o una autorización ambiental sectorial en materia de agua, aire, suelo o residuos conforme a la normativa estatal o autonómica, etc.

2. Objetivo

Como ya hemos comentado, el objetivo principal de la AAI es integrar todos los aspectos ambientales relacionados con una actividad industrial (incluida en el Anexo I) en un documento único donde se establecen las medidas y requisitos de carácter medioambiental (valores límites de emisiones al aire y de vertidos de aguas residuales, residuos producidos y gestionados, etc.) que estas actividades deben cumplir para su funcionamiento particularmente mediante la aplicación de las mejores técnicas disponibles (MTD) establecidas para cada sector industrial, y fomentando la prevención de la generación de residuos así como el uso eficiente de la energía, el agua y las materias primas.

En el caso de la AA Simplificadas o Unificadas, tiene también como objetivo general el disponer de un sistema de prevención y control de las actividades con incidencia ambiental “moderada” pero principalmente simplificar los trámites administrativos ambientales en un solo documento y que integre en un solo acto de intervención administrativa todas las autorizaciones ambientales que se precisen para la puesta en marcha de estas actividades.

AAI vs AAU

3. Enfoque

El enfoque de las AAI, desde su concepción inicial, es aplicar el principio de prevención de la contaminación, detectando, evitando o minimizando todos los posibles impactos de una actividad antes de la entrada en funcionamiento.

Sin embargo, las AA Simplificadas o Unificadas, aun siguiendo el objetivo general de las AAI y en muchos casos, la estructura y contenidos, buscan agilizar  y simplificar procedimientos adaptándose a las características de las instalaciones más pequeñas o con un impacto menor sobre el medio.

4. Competencia

A pesar de que la AAI viene derivada de la normativa estatal, la aprobación de ambos documentos ya sea una AAI o una AA simplificada o unificada es competencia de las Comunidades Autónomas donde se encuentre la actividad.

5. Tramitación y vigencia

En relación a la vigencia, las AAI se otorgan con un plazo máximo para su revisión de 4 años, con la intención de valorar la inclusión de los posibles avances en las mejores técnicas disponibles que permitan una reducción significativa de emisiones. Sin embargo, las AA Unificadas o Simplificadas, tienen plazos de vigencia indefinidos o más amplios.

Los plazos de tramitación y de información pública también suelen ser más reducidos en las AA Unificadas o Simplificadas, así como los plazos de resolución.

Antes de la puesta en marcha de cualquier tipo de actividad industrial debe valorarse la posibilidad de que pueda producir algún impacto al medio o que esté afectada directamente por normativa sectorial ambiental (agua, suelos, residuos, …). 

Para ello será necesario revisar la legislación autonómica desarrollada al respecto y como marco general, el Real Decreto Legislativo 1/2016, de 16 de diciembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de prevención y control integrados de la contaminación, para valorar si nuestra actividad se encuentra recogida en el Anexo I y valorar que tipo de Autorización Ambiental es necesaria antes de la puesta en marcha de la instalación.

¿Quieres saber más?

Descubre las ventajas de nuestros productos, soluciones y mejora tus servicios con nuestra oferta formativa

Contacta con nosotros