Home > Actualidad > Normativa medioambiental > Plan interior marítimo: qué es, cómo se elabora y cuándo es necesario
Plan interior marítimo: qué es, cómo se elabora y cuándo es necesario

blog

Plan interior marítimo: qué es, cómo se elabora y cuándo es necesario

Normativa medioambiental

Publicado el 13/02/2024

Lectura de 7 mins

Share

España, con su extenso litoral de casi 8.000 km y una intensa actividad en sus 46 puertos estatales y numerosos puertos autonómicos, enfrenta un riesgo constante de contaminación marina debido a las operaciones portuarias diarias, incluyendo el manejo de productos químicos. La complejidad de las labores de descontaminación en caso de derrames varía según su magnitud, siendo crucial una respuesta rápida y coordinada para minimizar el impacto ambiental y socioeconómico. El Plan Interior Marítimo  juega un rol esencial en esta gestión. En este artículo analizaremos la naturaleza de un PIM, enfocándonos en su necesidad para diferentes empresas e instalaciones.

Disponer de un plan de interior marítimo va a permitir una actuación rápida y eficaz que ayudará a minimizar las consecuencias en cualquier situación de emergencia

¿Qué es un plan interior marítimo?

El Plan Interior Marítimo, comúnmente conocido como PIM, es el documento básico que necesita cualquier autoridad portuaria, empresa o instalación que opere en el ámbito portuario y que fruto de su actividad pueda llegar a afectar al medio marino y al litoral español, y será de mayor o menor complejidad en función del rango de actuación.

El propósito general del PIM consiste en identificar los principales riesgos de un puerto o de una instalación relacionados con las sustancias contaminantes que puedan provocar un derrame con contaminación marina y establecer los procedimientos de coordinación y actuación, definiendo además los medios humanos y materiales necesarios.

El Plan Interior Marítimo viene regulado por el Real Decreto 1695/2012 por el que se aprueba el Sistema Nacional de Respuesta ante la contaminación marina el cual tiene por objeto establecer, ante un suceso de contaminación marina, un marco general de actuación integrado por planes de contingencias de distinto nivel.

De esta forma, el Sistema Nacional de Respuesta contempla dos subsistemas, según el ámbito de actuación: el subsistema costero y el subsistema marítimo (aguas marítimas/portuarias) y establece diferentes tipos de Planes de Contingencia según el espacio afectado.

Es dentro del Subsistema Marítimo, y por debajo del Plan Marítimo Nacional, donde se recoge el Plan Interior Marítimo y que afecta a los puertos, terminales marítimos de manipulación de mercancías, plataformas marinas de exploración o explotación de recursos naturales en el mar, así como cualquier otra instalación marítima situada en zonas donde España ejerce soberanía, derechos soberanos o jurisdicción.

¿Cuándo es necesario un plan interior marítimo?

Tanto los puertos como las empresas e instalaciones que operen en esos puertos, y que debido a su actividad sean objeto de producir un derrame de sustancias contaminantes que puedan afectar al mar, necesitan tener un Plan Interior Marítimo.

Pasos para la elaboración de un plan interior marítimo

Los pasos clave para elaborar un PIM que sea eficaz pasan por definir y evaluar de forma clara todos los riesgos asociados al puerto o a la instalación.

  • Relativo a los Puertos, en sus Planes Interiores Marítimos se engloban todos los riesgos de todas las empresas e instalaciones que operen en él, así como los riesgos asociados a su operativa diaria, como pueden ser vertidos de colectores que vierten en aguas portuarias o accidentes de buques a la entrada o salida del Puerto.
  • Relativo a las empresas o instalaciones, los riesgos más habituales vienen relacionados con las empresas que manejan hidrocarburos como instalaciones de suministro de combustibles a embarcaciones o suministros de cisternas a buques, las empresas encargadas de la retirada de residuos MARPOL, o las empresas que manejan diferentes sustancias químicas peligrosas en sus terminales.

A partir de la definición y evaluación de los riesgos asociados, es donde se podrá establecer de forma clara cómo actuar, qué medios se necesitan para actuar o dónde se pueden aplicar medidas preventivas para eliminarlos o minimizarlos.

Qué es un plan interior marítimo

Componentes esenciales de un plan efectivo

De forma general, un Plan Interior Marítimo para ser efectivo debe definir de forma clara:

  • El ámbito de aplicación del plan, que será la zona en la cual se puede producir un derrame y dónde la instalación deberá actuar para contenerlo.
  • Un análisis y valoración de los riesgos de la instalación relacionados con las sustancias que puedan provocar un derrame con contaminación marina, y que permitirá establecer medidas preventivas para reducirlos.
  • Un análisis de las de las zonas vulnerables a esa contaminación (ecosistema marino circundante, espacios protegidos, playas, actividad pesquera o acuicultura) y que permitirá definir medidas de protección efectivas.
  • La definición de las diferentes fases de actuación en función de la magnitud del derrame.
  • La definición del equipo de respuesta y sus funciones, así como los procedimientos de actuación.
  • El establecimiento de las comunicaciones entre organismos para su coordinación en función de la evolución del derrame.
  • La definición de los medios materiales necesarios y su mantenimiento para hacer frente a un suceso
  • La formación necesaria del personal y los ejercicios periódicos (simulacros) necesarios.
  • El seguimiento y revisión del propio Plan de forma periódica, para asegurarse de que está siempre actualizado a la realidad de la instalación.

Implantación de un plan marítimo

Una vez aprobado el Plan, y como cualquier plan de emergencias, será necesario que todo el personal relacionado con la actividad sea conocedor del mismo, de su función y responsabilidades dentro de él, así como ser capaz de poner en marcha las medidas asociadas a su rol.

El personal asociado a un PIM debe tener inicialmente formación específica en función de su categoría, y esta viene definida por la Orden FOM/555/2005, de 2 de marzo, por la que se establecen cursos de formación en materia de prevención y lucha contra la contaminación en las operaciones de carga, descarga y manipulación de hidrocarburos en el ámbito marítimo y portuario, y debe ser impartida por un centro homologado. Los cursos establecidos son:

  1. Nivel operativo básico. -Dirigido a operarios y técnicos de formación profesional.
  2. Nivel operativo avanzado. -Dirigido a Jefes de Grupo con formación universitaria de grado medio.
  3. Nivel superior de dirección. -Dirigido a Directivos con formación universitaria de grado superior.

Así mismo, será necesario realizar formaciones periódicas relativas al contenido del PIM, y sobre todo cuando sea objeto de actualización, y realizar ejercicios y simulacros (normalmente anuales) para ponerlo en marcha y poder detectar posibles anomalías.

Disponer de un Plan Interior Marítimo no va a evitar por sí mismo que se vaya a producir una situación de emergencia con resultado de contaminación marina, pero contar con una identificación y evaluación de los riesgos de una actividad, una estructura de actuación bien definida, con los medios materiales disponibles y localizados y con personal entrenado y conocedor de sus funciones, va a permitir una actuación rápida y eficaz que ayudará a minimizar las consecuencias del mismo.

Desde Inteco Astur somos expertos en seguridad industrial y la elaboración de Planes Interiores Marítimos, así como de su implantación, mediante jornadas de formación y simulacros, y disponemos también de catálogo de productos con los medios necesarios para poder actuar en caso de emergencia.  Si necesitas un Plan Interior Marítimo para tu instalación, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

¿Quieres saber más?

Descubre las ventajas de nuestros productos, soluciones y mejora tus servicios con nuestra oferta formativa

Contacta con nosotros